miércoles, 10 de junio de 2020

¿Estás pensando en reformar tu piso? 5 errores que no debes cometer.

5 errores que no debes cometer.

En Reformas Madrid llevamos realizando todo tipo de reformas durante más de 20 años. En este tiempo, como podréis imaginar, hemos visto de todo. Muchos clientes nos han contactado para terminar una reforma que los anteriores reformistas les han dejado a medias. Otros nos han contratado para resolver auténticas chapuzas realizadas por los anteriores (mal llamados) profesionales.
Para evitar llegar a estas situaciones, enumeramos 5 errores habituales que debes tener cuidado extremo de no cometer.
Nunca contrates a una empresa de reformas sin opiniones o sin comentarios. El arma más poderosa que nos ofrece la tecnología para contratar a una empresa de reformas seria, y con la que no tengamos ninguna sorpresa desagradable, son las reseñas de clientes anteriores. Gracias a esas reseñas, podemos comprobar de primera mano las opiniones de otros clientes que ya han realizado una reforma con esa empresa.
Nunca contrates a una empresa con poco recorrido, ni presencia en internet. Aconsejamos cerciorarnos de que la empresa no es de reciente creación, sino que tiene un prestigio, y cierta antigüedad. Se puede analizar la antigüedad de la web, o ver la fecha de las primeras reseñas de clientes. Una empresa de reformas de muy reciente creación es sospechosa, ya que puede ser que hayan liquidado una empresa anterior problemática, para crear otra. 
No pagues antes de tiempo. Son muchos los clientes que nos cuentan la misma historia. Han pagado una gran parte de la reforma, y los obreros han dejado de ir a la reforma. Puede tratarse de una estafa, tristemente habitual en el sector. O simplemente que a los reformistas les ha surgido otra obra, y como tienen la tuya bien atada, te dejan a medias durante un tiempo. Dependiendo de la reforma, algunas empresas te permiten incluso el ir pagando por partidas acabadas.
Desconfía de precios excesivamente baratos. Unos precios excesivamente baratos suelen conllevar algún tipo de trampa. Puede ser que compren materiales muy baratos y de mala calidad, lo cual resulta siempre en problemas a medio o largo plazo. O puede ser que haya cosas que no estén incluidas en el presupuesto, y sean imprescindibles para la reforma. Lo cual nos lleva al siguiente punto.
Confirma cada partida del presupuesto y evita sorpresas. Hay que estudiar bien qué es lo que se quiere, y qué es lo que se necesita para conseguirlo. Hay que hablar sinceramente con el reformista, y que te asegure que el presupuesto es cerrado, y cuenta con todo lo necesario para llevar a buen término la reforma de tu vivienda.
Con estos breves consejos, minimizarás el riesgo de sorpresas desagradables durante la reforma de tu piso en Madrid.