jueves, 29 de septiembre de 2016

Reformas profesionales

Reformas profesionales

No es raro encontrarnos con clientes que nos llegan rebotados de otras empresas de reformas en Madrid. El proceso suele ser el siguiente.

1. El cliente antes de empezar con la reforma del piso, como es lógico, pide varios presupuestos de empresas que ha conocido por internet, contacto o publicidad.
2. Recibe varias propuestas de reformas con precios muy diversos, pero un par de ellas destacan por ser especialmente baratas. Hasta un 25% menos que el resto de empresas.
3. El cliente después de valorar las diferentes propuestas se decanta por la más económica, ya que la reforma es un gran gasto y ese dinero que se ahorra le puede venir muy bien de cara a completar la reforma.
4. Se empieza la reforma, todos son buenas palabras, se hace una planificación y el cliente procede al pago de una parte importante del coste de la reforma, por adelantado.
5. Tras unos días, los trabajos se retrasan, la empresa de reformas empieza a dar excusas y culpando a proveedores externos por las que no puede cumplir los plazos.
6. Los trabajos má sencillos, se van realizando aunque de forma lenta. La empresa pide un nuevo pago para poder agilizar los trabajos. 
7. El cliente accede a ese pago, una vez realizado los trabajos no avanzan y en la mayoría de los casos, a los pocos días desaparece el reformista.

No es la primera vez que nos llegan clientes que han tenido dicho problema. Nuestro consejo, es no siempre decantarse por la oferta más económica, también hay que valorar otros aspecto. Y sobre todo elegir empresas que te aseguran el trabajo cobrando sólo por el trabajo que se ha realizado o que se va a realizar a corto plazo. De esta forma no tendrás que lamentar, por que como se suele decir lo barato sale caro.